Wikia

WikiRespuestas

Escriba su pregunta aquí

Sudáfrica?

Discusión0
2.525.611preguntas
en este wiki
Bandera de Sudafrica
Escudo de sudafrica
Sudafrica1
Sudafrica
Afrikaner commandos
Xhosa
  • Suid-Afrika
  • Republiek van Suid-Afrika
  • Republic of South Africa (Engels)
  • IRiphabliki yeSewula Afrika (Ndebele)
  • IRiphabliki yaseMzantsi Afrika (Xhosa)
  • IRiphabliki yaseNingizimu Afrika (Zoeloe)
  • Rephaboliki ya Afrika-Borwa (Noord-Sotho)
  • Rephaboliki ya Afrika Borwa (Sotho)
  • Rephaboliki ya Aforika Borwa (Tswana)
  • IRiphabhulikhi yeNingizimu Afrika (Swazi)
  • Riphabuḽiki ya Afurika Tshipembe (Venda)
  • Riphabliki ra Afrika Dzonga (Tsonga)
Capital administrativa Idiomas Superficie Población Moneda
PetroriaAfrikáans, Inglés, Ndebele, Sesotho, Sesotho sa leboa, Setsuana, Suazi, Tsonga, Venda, Xhosa y Zulú1.219.912 km²49.320.000Rand (ZAR)

La República de Sudáfrica es un país ubicado en el extremo meridional de África. Limita con los países de Namibia, Botsuana, Zimbabue, Mozambique y Suazilandia. El Reino de Lesoto se encuentra enclavado dentro de la República de Sudáfrica. Sus capitales son Pretoria (administrativa), Bloemfontein (judicial) y Ciudad del Cabo (legislativa). Sudáfrica es conocido por su diversidad de culturas, idiomas y creencias religiosas. Sudáfrica se lo denomina así el Arco Iris por la cantidad de matices que el país tiene, por las calles podemos ver gente de todo tipo, morenos, rubios, rasgos europeos, rasgos africanos, americanos, etc. Once idiomas son reconocidos como oficiales por la Constitución de Sudáfrica, el inglés es el quinto idioma más hablado del país de forma materna, pero es el más común en la vida oficial y comercial sudafricana.[3] 79,5% de la población sudafricana es de piel oscura, dentro de este grupo se encuentran gran cantidad de comunidades étnicas que hablan diversas lenguas bantúes, nueve de las cuales cuentan con el estatus de oficial. Además cuenta con las mayores comunidades de habitantes caucásicos, indios y multirraciales del continente. Sudáfrica es también un país en el que existen grandes desigualdades entre los distintos grupos sociales; mientras existen grandes fortunas y las capitales están entre los principales centros de negocio de África, aproximadamente una cuarta parte de la población sudafricana se encuentra en la pobreza[4] y vive con menos de 1'25 dólares al día.[5] Posee una rica fauna y flora por lo que se encuentra dentro de la lista de países megadiversos.

Historia

Se han descubierto vestigios de homínidos que poblaron el actual territorio de Sudáfrica hace más de tres millones de años. Evolucionaron gradualmente hasta hace un millón de años cuando aparece el Homo erectus en la región. Los primeros conocimientos que se tienen del Homo sapiens datan de hace 100.000 años. Los primeros Homo sapiens que se conoce en el área son las tribus de San despectivamente conocidos como bosquimanos, los cuales eran principalmente cazadores. Hace unos 2.500 años tribus de bantúes emigraron del delta del río Niger hacia lo que hoy es Sudáfrica y, aparentemente, vivieron pacíficamente con los bushman en la región. Poco se conoce de esta época por cuanto estas tribus no conocían la escritura y el escaso conocimiento que se tiene proviene de hallazgos arqueológicos. Posteriormente emigraron otras tribus a Sudáfrica tales como los khoi, san, xhosas, zulúes y otras.

La historia escrita de Sudáfrica comienza con la llegada de los europeos a la región. Los primeros en incursionar fueron los portugueses, quienes fundaron un asentamiento precursor de Ciudad del Cabo en el Cabo de Buena Esperanza y prácticamente exterminaron a los khoikhoi y san que habitaban en la región. Los holandeses, arrebataron la colonia a los portugueses en 1652, establecieron pequeños asentamientos en el Cabo de Buena Esperanza y se expandieron hasta formar la Colonia del Cabo. Al final del siglo XVIII los ingleses se apoderaron de la colonia holandesa, transformándose entonces en una colonia británica. La población europea comenzó a expandirse y comenzaron las luchas con los nativos sobre la posesión de la tierra con abundantes bajas en ambos lados. Las hostilidades también se iniciaron entre los holandeses y los británicos y muchos de estos holandeses emigraron y se establecieron en la zona central de la región conocida como Highveld donde formaron cuatro repúblicas. Los holandeses, para aquella época conocidos como los Boers (granjeros, en holandés), tuvieron dos guerras con los británicos, llamadas guerras Anglo-Boers, que terminaron en la derrota de éstos y de sus repúblicas independientes.

En 1910 las cuatro principales repúblicas de la región se unieron configurando la Unión Sudafricana. A los pobladores de raza negra no se les dio el derecho de voto en esta república y la falta de derechos de los negros, los denominado "hombres de color" y asiáticos continuó erosionando el concepto de Unión.

Los descendientes de los colonos blancos siempre constituyeron una minoría entre los africanos de raza negra. Después de la Segunda Guerra Mundial los blancos dictaron sus reglas racistas a través del Apartheid, mediante una serie de leyes que establecían la segregación racial. El sistema del Apartheid se empezó a cuestionar internacionalmente al comenzar el último cuarto del siglo XX, por lo que el gobierno del Partido Nacional incrementó las sanciones, los arrestos y la opresión contra la población que no era blanca.

En 1990, después de un largo periodo de resistencia por parte de varios movimientos anti-apartheid (sobre todo el Congreso Nacional Africano) y de la presión internacional por campañas como Free Nelson Mandela, el gobierno del Partido Nacional se vio forzado a dar un primer paso hacia la negociación aboliendo la prohibición del Congreso Nacional Africano y otras organizaciones políticas de izquierdas, y liberando a Nelson Mandela después de 27 años en prisión. Para la entrega del poder a la mayoría negra se llevaron a cabo negociaciones que incluían el mantenimiento del sistema económico pre-existente, la ley de reconciliación y la desmantelación de programa nuclear de sudáfrica para que los africanos no dispusieran de la bomba atómica. La legislación del Apartheid fue gradualmente sustituida de los textos estatutarios y se llevaron a cabo las primeras elecciones multiraciales en 1994. El Congreso Nacional Africano (ANC) las ganó con una gran mayoría, y desde entonces se ha mantenido en el poder.

El país está actualmente bajo control de la mayoría negra, la cual constituye el 80 % de la población. A pesar de la eliminación del apartheid, millones de sudafricanos negros continúan viviendo en la miseria y la tasa de desempleo oficial ronda en el 40%. De todas formas se han llevado a cabo cambios legislativos bajo los auspicios del BEE (Black Economic Empowerment), ayudando a nivelar las condiciones de vida de los grupos raciales del país, situación provocada a causa de décadas de dominio económico desproporcionado por parte de la minoría blanca.

Prehistoria

Muy poco se sabe sobre Sudáfrica, antes de la aparición del homo sapiens. Un hallazgo importante arqueológico en 1998 en Sterkfontein, cerca de Johannesburg, revela que homínidos vivían en la zona denominada Highveld hace por lo menos tres millones de años. El homus erectus aparece hace un millón de años, habiéndose encontrado sus restos en esta zona, así como en otras regiones de África, Europa y Asia. Hallazgos fósiles obtenidos en el Río Klasies en la Provincia del Cabo del Este, indica que el homo sapiens pobló esta región hace unos 100.000 años.

Los primeros homo sapiens que poblaron Sudáfrica fueron los San o Kung-San despectivamente conocidos comobosquimanos, una raza nómada y hábiles cazadores. Sentían un gran respeto por la naturaleza y parece que vivieron durante siglos en convivencia con el medio ambiente, si bien no se conoce mucho acerca de ellos, dados los escasos vestigios arqueológicos encontrados. Con alguna certeza se sabe que los San se establecieron desde hace 25.000 años. Actualmente un pequeño número de San todavía viven en Sudáfrica, siendo su cultura una de las más antiguas del mundo que han existido continuamente.

Alrededor de hace 2.500 años, algunos grupos de San comenzaron a convertirse a labores pastorales, dejando la actividad de cacería y emigrando hacia el norte. Esta actividad introdujo el concepto de la propiedad en esta sociedad, la cual se solidificó y expandió formándose estructuras sociales donde aparecen los jefes de tribus.

Los bosquimanos pastoriles conocidos como khoikhoi (hombres de hombres) comenzaron a regresar al sur llegando a lo que hoy se conoce como Cabo de Buena Esperanza. Estos nuevos emigrantes se mezclaron con los cazadores bosquimanos, conocidos como San, al punto que es difícil trazar una límea de distinción entre los dos grupos, los cuales son conocidos hoy en día como khoisan. Con el tiempo estos pobladores se comenzaron a establecer en la costa, si bien algunos quedaron en el interior del país.

Época antigua

Expansión Bantú

Por esa época tribus Bantus comenzaron a llegar a Sudáfrica. Originarios del Delta del río Niger en el África Occidental, emigraron hacia el sur y hacia el este, llegando hasta la Provincia de KwaZulu-Natal alrededor del año 500 a. C. Los Bantus no solo criaban ganado, sino que también conocían la agricultura, cosechando trigo y otros productos. Eran también expertos en herrería y vivían en poblados bien establecidos. La emigración Bantu fue paulatina y no en grandes masas. Algunos grupos, los ancestros de la gente Nguni (Zulus, Xhosa, Swazi y Ndebele) prefirieron vivir en la costa. Otros, conocidos actualmente como los Sotho-Tswana (Tswana, Pedi y Basotho) se establecieron en el Highveld, mientras que las tribus Venda, Lemba y Shangaan-Tsonga eligieron ubicarse en el noreste de Sudáfrica.

Los Bantus y los Khoisan se mezclaron, como es evidente en las pintura rupestres, donde se muestran a ambos grupos interactuando. No se conoce que tipo de contacto tuvieron ambos pueblos, pero hay una evidencia de integración en el lenguage Bantu que incorpora el chasquido de la lengua como consonante característico de la lengua Khoisan. Numerosos artefactos Khoisan han sido descubiertos en los poblados Bantu.

Colonización

Expediciones europeas

Poco es conocido de la historia de Sudáfrica desde 500 años adC hasta la llegada de los europeos. Los primeros en llegar a esta región fueron los portugueses, quienes andaban en la búsqueda de una ruta marítima a la India y a Asia, que reemplazara la costosa y larga ruta terrestre a través del Asia central. En 1487, el navegante Bartolomé Dias dio vuelta al Cabo de Buena Esperanza. Doce años después, en 1498, Vasco de Gama navegó por la misma ruta, pero se adentró más hacia el oriente. En su ruta hacia la India desembarcó y exploró Sudáfrica y Mozambique.

Sin embargo, aunque los portugueses mostraron interés en colonizar esta región crucial en la ruta a la India el mal tiempo que reina normalmente en la zona y la costa rocosa del Cabo, eran un peligro para sus naves y las ocasiones que trataron de comerciar con los Khoikhoi terminaron en el asesinato de decenas de miles de africanos. La costa de Mozambique, por el contrario, era mucho más atractiva para ser utilizada como base y adicionalmente allí se descubrieron yacimientos de oro.

Los portugueses tuvieron poca competencia en estas rutas hasta el siglo XVI, cuando los ingleses y los holandeses comenzaron a penetrar estas regiones. El tráfico de naves en el Cabo de Buena Esperanza comenzó a aumentar y la región se convirtió en un punto regular de parada para reponer provisiones frescas a tripulaciones frecuentemente atacadas por el escorbuto. En 1647, una nave holandesa naufragó en la bahía de la ciudad del Cabo y su tripulación construyó un fuerte que ocuparon durante un año. Poco después, la Compañía Holandesa de la India Oriental decidió establecerse en ese lugar permanentemente. La Compañía holandesa, una de las más poderosas de la época, que cubría la ruta de las especias hacia el Este, no tenía intenciones de colonizar la región, sino que más bien lo que intentaba era tener una base segura para suplir a los barcos en su ruta hacia Oriente. Con este fin es que una pequeña expedición de holandeses al mando de Jan van Riebeck llegó a Table Bay el 6 de abril de 1652.

Se establecen los holandeses

Si bien los holandeses se veían obligados a comerciar con los Khoikhois, la relación no era amistosa. Los holandeses recurrieron a traer agricultores de Holanda quienes cultivaban la tierra y surtían a la Compañía con sus productos. Esto resultó muy exitoso, produciendo abudantes cantidades de frutas, vegetales, trigo y vino. Posteriormente también comenzaron a criar ganado.

La mayoría de los agricultores eran holandeses y miembros de la Iglesia Reformista Calvinista de Holanda, pero también había numerosos alemanes. En 1688, a los holandeses y alemanes, se les unieron los hugonotes franceses, también Calvinistas, que huían de la persecución del rey Luis XIV.

En adición al establecimiento del exitoso sistema agrícola, los holandeses comenzaron a traer esclavos principalmente de Madagascar y de Indonesia. Algunos de estos esclavos se mezclaron con los europeos y su descendencia fue lo que se llamó Colorados del Cabo o Colorados Malayos. Con la adición de los esclavos las tierras ocupadas por la Compañía se extendieron hacia el norte y hacia el este y la guerra con los khoikhoi se hizo inevitable. Los khoikhoi fueron obligados a replegarse al ser diezmados por la superioridad en armamento de los holandeses y por enfermedades introducidas por los europeos. Las guerras de guerrillas de los khoikhoi duró hasta el siglo XIX. A los sobrevivientes no les quedó otra opción que trabajar para los europeos, los cuales también se mezclaron con los holandeses dando origen a los denominados Colorados.

Entre los tribus khoikhoi los más conocidos eran los Griqua, quienes habien vivido originalmente en la costa este la Bahía de Santa Elena y las montañas Cedeberg. En el siglo XVIII lograron obtener armas y caballos y se dirigieron hacia el nordeste. En su ruta se les fueron agregando Colorados y otros grupos de Khiosan y hasta incluso aventureros blancos, llegando a crear una fuerza militar considerable. Finalmente llegaron al Highveld cerca de lo que denomina Kimberley, donde se establecieron en el territorio que se llama Griqualand.

A medida que los granjeros se expandían hacia el centro de la región comenzaron a llevar una vida pastoral, no muy diferente de los Khoikhoi que iban desalojando. En adición al ganado, traían normalmente una carreta, una tienda de campaña, un fusil y una biblia. Éstos fueron los primeros Boers, completamente independientes de un poder central, extraordinariamente autosuficientes y aislados del resto de la región. La vida dura que llevaban produjeron una raza de hombres de gran valentía, íntimamente ligados a la tierra que ocupaban y profundamente religiosos.

Los británicos en el Cabo

A finales del siglo XVIII, el poder mercantil de Holanda comenzó a disminuir, mientras el de los británicos aumentaba. En esta situación los británicos optaron por tomar posesión del Cabo hasta entonces en posesión de los holandeses, para evitar que Francia lo invadiera. Posteriormente y por un breve tiempo, los holandeses volvieron a tomar posesión del Cabo hasta la definitiva conquista británica en enero de 1806, convalidada en 1814 tras el fin de las Guerras Napoleónicas.

Para aquella época la colonia contaba con 25.000 esclavos, 20.000 colonos blancos, 15.000 Khoisan y 1.000 esclavos liberados. El poder en Ciudad del Cabo lo poseían los colonos blancos y la discriminación racial estaba fuertemente arraigada. Fuera de Ciudad del Cabo, en el interior de Sudáfrica, existían diversas poblaciones de blancos y negros totalmente segregados y aislados.

Al igual que los holandeses, los británicos tenían poco interés en esta región para colonizarla, siendo su única intención mantener posesión del puerto estratégicamente situado. Una de las primeras tareas fue la de resolver el conflicto entre los Boers y los Xhosa sobre territorios al este de la colonia. En 1820, unos 5.000 inmigrantes británicos ocuparon el área que separaban a los Boers de los Xhosa, con la idea de crear una zona franca ocupada por los británicos y así resolver la disputa. Esto no se logró, por lo que la mayoría de estos inmigrantes se retiraron y establecieron en las ciudades principalmente Grahamstown y Port Elizabeth.

Si bien la disputa no fue resuelta, la llegada de estos británicos estableció la presencia de Gran Bretaña en la región, rompiendo la relativa hegemonía que reinaba en este lugar hasta entonces. Las costumbres e ideas de los Boers no habían sufrido cambios por muchos años, pero con la llegada de los británicos, la situación cambió radicalmente, al enfrentarse dos culturas y al haber dos grupos que hablaban diferente idioma. El resultado de esto fue que los británicos paulatinamente fueron poblando las ciudades dominando la política, el comercio, las finanzas, la minería y la industria, mientras que los Boers, con muy inferior educación, fueron relegados a la agricultura y ganadería.

Con la abolición de la esclavitud en 1833, la brecha entre los británicos y los Boers se extendió, por cuanto los Boers consideraban como un mandato divino la superioridad de los blancos y la existencia de la esclavitud. En 1841 los británicos, que a su vez también creían en la superioridad de la raza blanca, promulgaron la Ley de Dueños y Sirvientes que favorecía a los Boers, dado que perpetuaba el control de los blancos en la región. Mientras tanto la población británica comenzó a crecer considerablemente en Ciudad del Cabo y Transvaal con el descubrimiento de yacimientos de oro y diamantes.

Migración forzada

El descubimiento de los yacimientos de oro y diamantes y la rivalidad entre británicos y Boers traería consecuencias funestas para los africanos. La migración forzada de la gente no caucásica hacia las zonas centrales de Sudáfrica, llamada localmente difaqane, se originó, en gran parte, como consecuencia de los efectos del surgimiento de un poderoso reinado Zulú a principios del siglo XIX. Las tribus Nguni en KwaZulú-Natal comenzaron a unirse para formar un estado centralizado y militarista. Detrás de esta organización estaba Shaka Zulú, el hijo del jefe de un pequeño clan Zulú. A través de diferentes batallas Shaka Zulú fue gradualmente consolidando su poder y formando un poderoso ejército, el cual lanzó a una conquista implacable. Todos los que se le enfrentaban eran esclavizados o ajusticiados. Lo mismo ocurría con los miembros de su propio ejército. La derrota en combate significaba la muerte.

Esta marcha de Shaka Zulú sembró la destrucción y la muerte a través de toda Sudáfrica. En 1828 Shaka Zulú fue asesinados por sus medios hermanos, Dingane, Umthlanga (Langane) y Mbopha. El primero se proclamó rey, pero relajó la disciplina del ejército y trató de establecer relaciones con los comerciantes británicos en la costa de Natal. Sin embargo, para aquel entonces, otros eventos se estaban desarrollando que terminaría con la independencia de los Zulús.

La Gran Marcha

Los Boers continuaban manifestando su desagrado con el régimen británico que gobernaba la Colonia del Cabo. La proclamación de la igualdad de las razas por parte de los británicos fue una espina que causaba grandes molestias entre los Boers. En 1836, varios grupos de éstos y un gran número de Khoikhoi decidieron emprender una larga marcha hacia el interior de Sudáfrica en busca de mayor independencia. En las llanuras que se forman al norte y este del río Orange, en la frontera de la Colonia del Cabo, parecieron haber encontrado la tierra prometida. Las vastas llanuras, poco habitadas, era ideales para la cría de ganado. Sin embargo, lo que no sabían los emigrantes es que los habitantes de aquellos lugares eran los habitantes desplazados por el difaqane.

Con la excepción de la tribus Nbedele, los Boers no encontraron gran resistencia por parte de los grupos que ocupaban estas tierras. Eran grupos no muy numerosos y faltos de armas y caballos. La condición débil de estos habitantes convenció a los Boers que estaban llevando la civilización a un área salvaje. Sin embargo, en las montañas donde el rey Moshoeshoe I formaba la nación Basotho, que posteriormente sería conocida como Lesotho y los valles bosquíferos de la tierra de los Zulús, la situación era diferente, ya que éstos si presentaron fuerte oposición y la zona se mantuvo en guerra de guerrillas por un periodo de cincuenta años.

El río rojo

La primera parada de la Gran Marcha fue en Taba Nchu, cerca de lo que es hoy en día Bloemfontein donde se estableció la primera república. A raíz de desacuerdos entre los dirigentes de los Boers, varios grupos se separaron, dirigiéndose algunos hacia el norte cruzando el Drakensberg hacia Natal, con la idea de crear otra república en esa región. Ésta era, sin embargo, tierra Zulú y el líder Bóer Piet Retief visitó al rey Zulú Dingane. Retief fue masacrado por los Zulús y surgió una guerra con los Boers por el líder asesinado. La culminación de esta guerra se produjo el 16 de diciembre de 1838 en la batalla del Río Ncome en Natal. Varios Boers fueron heridos, pero millares de Zulús fueron muertos, creando la leyenda que el río Ncome se volvió rojo por la sangre derramada.

Después de esta victoria, que principalmente se debía al mejor armamento, los Boers se convencieron que su expansión estaba guiada por inspiración divina. Sin embargo, sus esperanzas de establecer una república en Natal se vieron prontamente frustradas cuando en 1843, los británicos se apoderaron de la región y crearon la Colonia de Natal, la cual se conoce hoy en día como Durban. Los Boers se vieron, por tanto, apresados entre dos bandos. Por una parte los británicos y por otra parte los nativos. Finalmente emigraron hacia el norte de la tierra que habían ocupado.

Los británicos establecieron plantaciones de caña de azúcar en Natal, pero no lograron despertar mucho interés en los Zulús para trabajar dichas plantaciones. Es así que decidieron traer inmigrantes indios, los cuales comenzaron a llegar en 1860 y siguieron creciendo hasta alcanzar una población de 150.000 trabajadores indios. En 1893, cuando Mahatma Gandhi llegó a Durban, la población india era mayor que la blanca.

Las repúblicas Boers

Los Boers mientras tanto continuaron su búsqueda de tierra y libertad y finalmente se establecieron en Transvaal y en el Estado Libre de Orange. Por un tiempo parecía que las repúblicas se iban desarrollando armoniosamente hacia estados estables, a pesar que los Boers no eran muy numerosos, no tenían ninguna industria y escasa agricultura. En 1869 se produce un hecho que tendría una influencia enorme en la región con el descubrimiento de yacimientos de diamantes en Kimberley. Los yacimientos estaban en tierras pertenecientes a los Griqua, las cuales reclamaban como propias los estados de Transvaal y Orange. La Gran Bretaña rápidamente actuó en la disputa anexándose las tierras para ellos.

El descubrimiento de diamantes en Kimberley atrajo numerosos europeos y trabajadores negros a la región. Poblados comenzaron a aparecer donde la separación de blancos y otras razas no era debidamente respetada como exigían los Boers. Por esta razón y por el hecho que sus repúblicas se estaban empobreciendo, no obteniendo beneficio alguno de las riquezas de los diamantes de la zona ocupada por los británicos, aumentó la frustración y el resentimiento de los Boers.

Las Guerras Anglo-Boers

El resentimiento de los Boers se transformó en una rebelión en el Transvaal y la primera guerra Anglo-Bóer, conocida como Guerra de la Independencia por los Afrikaaners, estalló en 1880. Fue una guerra muy corta con la victoria decisiva de los Boers en Majuha Hill a principios de 1881. La república ganó su independencia bajo el nombre de República de Sudáfrica, siendo elegido como primer presidente Paul Kruger. Mientras tanto los británicos que habían considerado su derrota en Majuba como una aberración, seguían con su empeño de crear una federación entre las colonia de Sudáfrica y las repúblicas Boers.

En 1879 el Zululand cayó bajo el dominio de los británicos. En 1886, se descubrieron yacimientos de oro en Witwatersrand acelerando el proceso de federación y propinando a los Boers otro golpe más. La población de Johannesburgo en los años 1890 ya alcanzaba a más de 100.000 personas y la República de Sudáfrica se vio invadida por millares de pobladores blancos y negros. La entrada de la población negra era particularmente resentida, pues eran los Boers quienes pasaban, por otra parte, serias dificultades económicas.

La inmensa riqueza que representaban los yacimientos de oro era un elemento irresistible para los británicos. En 1895 un grupo de renegados dirigidos por un capitán llamado Leander Starr Jameson invadió la República de Sudáfrica regida por los Boers, con la intención de crear un levantamiento en Witwatersrand e instalar un gobierno británico. El esquema fue un fiasco, pero al presidente Kruger de la República de Sudáfrica, le resultaba obvio que Jameson tenía, al menos, la aprobación tácita del gobierno británico de la Colonia del Cabo. Viendo que la república estaba en dificultades forjó una alianza con el Estado Libre de Orange, también regentado por Boers.

La situación llegó a un clímax cuando los británicos exigieron el derecho al voto a 60.000 habitantes blancos que vivían en la República de Sudáfrica, los cuales, hasta entonces, no tenían tal derecho. Kruger no aceptó las demandas de los británicos y exigió el retiro de las tropas británicas acantonadas en la frontera con la República de Sudáfrica.

Cuando los británicos rechazaron tal demanda, Kruger declaró la guerra. Esta vez, sin embargo, los británicos estaban mejor preparados, saliendo victoriosos de la contienda siendo Pretoria el último punto de resistencia, la cual se rindió en 1900 a las tropas británicas. No obstante, la guerra de guerrillas continuó por dos años más. En esos años un total de 26.000 Boers murieron por enfrentamientos, enfermedades o en el genocidio que se dio en los campos de concentración, donde los ingleses recluyeron a casi toda la población Boer en lamentables condiciones. El 31 de mayo de 1902, una paz superficial se logró mediante el Tratado de Vereeniging, mediante el cual los Boers reconocieron la soberanía británica y estos a su vez se comprometieron a reconstruir el país destrozado por los estragos de la guerra.

¿Paz y unidad?

Durante los años siguientes a la guerra, los británicos se dedicaron a reconstruir el país, particularmente las minas de Witwatersrand que producían un tercio del total de oro que se extraía en el mundo. Pero la paz que daba el Tratado era sumamente frágil. Los Afrikaners se vieron en la posición de ser agricultores pobres en una nación que les excluía de la explotación de los yacimientos de oro. También resentían profundamente los intentos fallidos de los británicos de imponer sus costumbres e idioma. Por esta razón es que el idioma Afrikaan vino a representar el símbolo de la nación Afrikaan y una ola de nacionalismo comenzó a expandirse por la región.

La población negra y colorada estaban totalmente marginalizada. Los impuestos eran altos, los salarios muy reducidos y la administración británica incentivó la inmigración de millares de chinos a la región para silenciar las protestas de los trabajadores. En 1906 se produjo lo que se denominó la Rebelión de Bambatha en la cual 4.000 Zulús murieron en los disturbios que se produjeron en protesta por el incremento en los impuestos. Los británicos siguieron con su plan de unir a los diferentes estados en Sudáfrica. Después de varios años de negociaciones, en 1910 la Ley de la Unión fue aprobada, uniendo a la Colonia del Cabo, Natal, Transvaal y el Estado Libre de Orange en un solo estado llamado Unión Sudafricana. En esta unión se contemplaba que todo el territorio estaría bajo la administración británica, concediéndose cierta autonomía a los Afrikaaners. Los territorios de Basotholand (actualmente Lesotho), Bechuanaland (actualmente Botswana), Swazilandia y Rhodesia (actualmente Zimbabwe) continuaron bajo el dominio de los británicos.

El inglés y el holandés se establecieron como idiomas oficiales. El idioma Afrikaan no fue reconocido como oficial sino hasta 1925. A pesar de las campañas de los negros y colorados por el derecho al voto, este derecho se mantuvo solo para los blancos y únicamente los blancos podían ser miembros del parlamento.

Preludio al Apartheid

El primer Gobierno del nuevo estado fue presidido por el General Louis Botha, y como vicepresidente el General Jan Smuts. Ambos pertenecían al Partido Nacional de Sudáfrica y seguían un línea política que favorecía a los británicos y a la segregación racial. Otros Boers más radicales desertaron del partido para formar otro nuevo llamado Partido Nacional. Estos últimos abogaban por los intereses de los Afrikaaners, el desarrollo de dos grupos de blancos paralelos y la independencia de la Gran Bretaña.

En este estado no había espacio político para los negros, si bien constituían el 75% de la población. Se les negaba el voto en el Transvaal y el Estado Libre de Orange y bajo ciertas condiciones, con base en las propiedades que tenían, se les concedían derecho al voto en la Colonia del Cabo. Nuevas leyes fueron promulgadas que todavía oprimían más a las poblaciones no blancas. Por ejemplo, los negros no tenían derecho a la huelga y estaban relegados a las tareas manuales, no podían enrolarse en el ejército y debían estar provistos de pases para poder tener acceso a ciudades u otros lugares del país. En 1939 se promulgó una ley que reservaba el ocho por ciento del territorio de Sudáfrica a los negros. Los blancos que apenas constituían el 20% de la población se les daba el dominio sobre el 92% del territorio. Los africanos negros no podían comprar, rentar, ni inclusive cultivar tierras fuera de las asignadas. Millares de negros fueron sacados de granjas y forzados a emigrar a estas zonas asignadas a ellos, cada vez más superpobladas y empobrecidas.

Los negros y las llamadas "gentes de color" comenzaron a organizarse y empezaron a surgir algunos líderes tales como John Jabavu, Abdulla Abdurahman y Walter Rubusana. El más influyente en aquella época fue, sin embargo, Pixley ka Isaka, un graduado de la Universidad de Columbia, quien en 1923 organizó el Congreso Nacional Africano. Paralelamente Mahatma Gandhi trabajaba a favor de la población india en Natal y Transvaal.

La recesión internacional que siguió a la Primera Guerra Mundial presentó un problema a los dueños de las minas, quienes en su afán de reducir costos comenzaron a contratar a personal semi-experto negro con salarios muchos más bajos que el de los blancos. En 1922 estalló una rebelión de estos trabajadores respaldados por el Partido Comunista de Sudáfrica bajo el "eslogan" Trabajadores del Mundo únanse por una Sudáfrica blanca. La rebelión no tuvo mayores consecuencias, excepto el de ahondar la discriminación racial.

En 1924 el Partido Nacionalista dirigido por Herzog llegó al poder y el nacionalismo Afrikaan comenzó a tomar mayor fuerza. El idioma holandés fue sustituido oficialmente por el Afrikaan. A mediados de 1930 el Partido Nacionalista de Hetzog se unió al más moderado Partido de Sudáfrica de Smut para formar el Partido Unido. Esta coalición se derrumbó cuando Smut tomó las riendas del partido y entre mucha controversia, entró a Sudáfrica del lado de los Aliados en la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo el nacionalismo Afrikaan, lejos de extinguirse, se intensificó cuando Daniel Francois Malan creó el Partido Nacional Purificado, el cual se colocó en el centro de la vida política del país. Por otra parte, una agrupación secreta llamada "Afrikaaner Broederbond" formada en 1918 para proteger la cultura de los Afrikaans, comenzó a tomar auge convirtiéndose en una fuerza con gran influencia en el Partido Nacionalista.

Debido a la pujante economía de guerra, la mano de obra negra comenzó a ser importante para la minería y las industrias y la población negra prácticamente se duplicó. Enormes campamentos comenzaron a surgir en los alrededores de Johanesburgo y en otras ciudades. Las condiciones de vida en estos campamentos era deplorable, pero no únicamente para los negros; durante la guerra un estudio reveló que el 40% de los niños blancos sufrían de malnutrición.

La Era del Apartheid

Como tal no era un norma única sino un conjunto de leyes, decretos y otras ordenanzas para mantener separados a los blancos de las demás razas y, pese a que existían blancos pobres y negros ricos, seguir marcando la diferencia económica y de derechos por el color de la piel. Entre otras acciones se crearon los bantustanes para poder tratar a los negros como extranjeros y expulsarlos a sus naciones sólo nominalmente independientes.[1]

En aquella época Sudáfrica tenía y continuó teniendo el mayor nivel de vida del Continente, su industria era la más fuerte incluso por encima de la Argelia francesa,[2] sus infraestructuras podían medirse con las de la mayoría de los países (en sus hospitales se realizó el primer trasplante de corazón). Así podía incluso tener colonias como la de Namibia, antigua África del Sudoeste Alemana, pese a tratarla como una provincia más.

Pero fue esta región y la guerra que se libró en ella, conocida como Guerra de la frontera de Sudáfrica, una de las cuñas que terminaron rompiendo la estructura del Apartheid.

El sistema duró hasta el periodo de 1990 a 1994, fechas en las que la presión internacional, el aislamiento y el desgaste sufrido en la contienda contra los países del preagónico bloque comunista empujaron paulatinamente el desmantelado del sistema. En 1994 se llevaron a cabo las primeras elecciones pluriraciales, siendo elegido el Congreso Nacional Africano y su líder el carismático Nelson Mandela.

Post Apartheid

Después de las elecciones de 1994 se estableció La Comisión para la Reconciliación y la Verdad (1994-1999) con la finalidad de sacar a la luz pública los crímenes cometidos durante el apartheid. Esta comisión estaba encabezada por el Arzobispo Desmond Tutu quien había establecido como lema de la comisión que "Sin perdón no hay futuro, pero sin confesión no puede haber perdón". Muchas historias de brutalidad e injusticia fueron narradas a esta comisión, ofreciendo catártasis a la gente y las comunidades de las que se abusaron en el pasado.

La comisión trabajaba sobre la base que la víctima explicara lo sucedido y los perpetradores confesaran su culpa, con amnistía concedida a quien hiciera una confesión total. Aquellos que optaran por no acudir a estas audiencias se le enjuiciaría y castigaría si las denuncias eran probadas. Si bien algunos policías, militares y ciudadanos confesaron sus crímenes, pocos de los que dieron las órdenes para que estos crímenes se cometieran se presentaron a las audiencias. P.W. Botha fue uno de los que no se presentó y hasta la fecha no ha podido ser enjuiciado.

En 1999 Sudáfrica tuvo sus segundas elecciones libres. En 1997 Mandela pasó la dirigencia del Partido del Congreso Africano a su segundo, Thabo Mbeki. Las elecciones fueron un éxito para el Partido al cual le falto un solo curul para tener la mayoría absoluta, o dos tercios de la Asamblea, lo cual le hubiera permitido cambiar la constitución.

El Partido Nacionalista de radicales blancos perdió dos tercios de sus curules. El Partido Democrático formado por blancos surgió como una nueva fuerza con un programa liberal, al que se aunaron varios miembros de la raza negra.

Si bien Mbeki no tiene el arrastre y la simpatía que tiene Mandela, ha probado ser un político sagaz. En 2003 logró una mayoría de las dos terceras partes en el parlamento, dándole la oportunidad de hacer cambios a la constitución.

Sin embargo, no todo ha ido bien en Sudáfrica. La negativa de Mbeki de reconocer la epidemia de SIDA en su país le atrajo críticas de todo el mundo, al igual su negativa a condenar la expropiación forzosa de las granjas de los blancos en el país vecino de Zimbawe.

El crimen ha aumentado considerablemente desde la eliminación del apartheid. Entre 1994 y 2001 el crimen violento ha aumentado en un 33% y aproximadamente 1.500 agricultores blancos han sido asesinados desde 1991. Sudáfrica es el país que encabeza la lista de asesinatos en el mundo, reportándose en 2002, 114,8 asesinatos por 100.000 habitantes o cinco veces más que el segundo en la lista que es Brasil. También encabeza la lista en robos y asaltos.

En 2004 el gobierno publicó estadísticas que indicaba que la tasa de criminalidad estaba bajando, si bien se le ha dado poca credibilidad a dicha información. En el 2003 la Interpol publicó cifras de crímenes que era el doble de las publicadas por el gobierno. Se estima que desde 1994, 250.000 sudafricanos blancos han emigrado del país. Los que permanecen normalmente viven en comunidades aisladas con poco contacto con la población negra.

El país se haya inmerso en exportación de oro y diamantes (mercados que domina), en un intento de resolver uno de los mayores problemas del país que es la delincuencia (aunque ha descendido ligeramente), en el de controlar el SIDA (que afecta a 4,5 millones de surafricanos, y en una reforma agraria para aliviar tensión social y diferencias raciales. Esta reforma consiste en la devolución de los blancos de sus tierras a los negros a los cuales se les arrebataron. Sin embargo el tema parece no avanzar y menos del 10% de las tierras han sido devueltas y el Gobierno ha dedicido obligar a vender las tierras por un precio razonable o expropiarlas en un corto período. Por otro lado el presidente, Thabo Mbeki dio autorización para llevar al Parlamento una posible ley de matrimonio homosexual.

En 2004 el director John Boorman pone de manifiesto esta Comisión para la Reconciliación y la Verdad en la película In my country protagonizada por Samuel L. Jackson y Juliette Binoche.

Sudáfrica cuenta con algunos de los yacimientos paleoantropológicos más antiguos de África, hace millones de años, estuvo habitada por grupos de Australopithecus africanus que sobrevivían recolectando raíces, frutos secos y vegetales, moluscos, cazando y pescando.[7] Les sucedieron varias especies de Homo, incluyendo Homo habilis, Homo ergaster y el hombre moderno (Homo sapiens).

Los bosquimanos desde hace 100.000 años y posteriormente los hotentotes actuales, son los primeros grupos humanos afincados. Durante la edad de hierro y hasta la actualidad, grupos humanos de raza negra se extendieron por el territorio. Agricultores y ganaderos bantúes se establecieron en el s. IV y V al sur del río Limpopo. Más tarde se trasladaron más al sur, a la actual provincia de KwaZulu-Natal, donde se encuentra la fundición más antigua, que data del 1050. En el periodo histórico, el grupo étnico de los xhosa se estableció incluso más al sur, alcanzando el río Fish en lo que actualmente es la provincia Oriental del Cabo. Estas poblaciones más avanzadas desplazaron a los pobladores nativos cazadores-recolectores.

En el momento de la llegada de los europeos, la población indígena era el resultado de una inmigración desde otras partes de África, entre los que destacaban los pueblos xhosa y zulú. Si bien desde finales del siglo XV los europeos habían navegado cerca a las costas sudafricanas, solo en 1652 la Compañía Holandesa de las Indias Orientales estableció un pequeño asentamiento que se convertiría en Ciudad del Cabo. La ciudad se convirtió en colonia británica en 1806, provocando que los bóers (colonos originarios de Holanda, Flandes, Francia y Alemania) y los colonos británicos se adentraran hacia el norte y el este del territorio, lo que desencadenó en una serie de conflictos entre los afrikáner, los xhosa y los zulúes por la posesión del terreno.

El descubrimiento de yacimientos de diamantes y minas de oro provocaron el conflicto conocido con el nombre de Segunda Guerra Bóer, que enfrentó a británicos y bóers por el control de los recursos minerales del país. Aunque los bóers resultaron perdedores de la guerra, el Reino Unido concedió en 1910 una independencia limitada a Sudáfrica como colonia británica. En el interior del país, la élite blanca antibritánica llevó a cabo una serie de políticas con la intención de lograr la independencia total. La segregación racial fue tomando fuerza e impregnando la legislación surafricana, instituyéndose el régimen que se conocería posteriormente con el nombre de apartheid, que estableció tres clases de estratificación racial.

El país alcanzó finalmente la independencia en 1961, cuando fue declarada la República de Sudáfrica. El gobierno continuó legislando según el régimen del apartheid, a pesar de la oposición tanto exterior como interior al país. En 1990, el gobierno sudafricano comenzó una serie de negociaciones que terminaron con las leyes discriminatorias y con la convocatoria de las primeras elecciones democráticas en 1994. Tras las elecciones el país volvió a unirse a la Mancomunidad de Naciones. Era colonial y la era del apartheidLa historia escrita de Sudáfrica comienza con la llegada de los portugueses. En 1487 Bartolomé Díaz fue el primer europeo en alcanzar el punto más meridional de África, y lo denominó Cabo das Tormentas (Cabo de las Tormentas) debido al mal tiempo que experimentó en la región. Sin embargo, cuando volvió a Lisboa cargado de noticias sobre el descubrimiento, el monarca Juan II de Portugal quiso cambiarle el nombre por el de Cabo da Boa Esperança (Cabo de Buena Esperanza) y prometió establecer desde ese punto una ruta marítima para que los portugueses pudieran ir a buscar las riquezas de la India. Más tarde el gran poeta portugués Luís de Camões inmortalizó el viaje de Bartolomé Díaz en el poema épico Os Lusíadas, concretamente con el personaje mitológico Adamastor, el cual simboliza las fuerzas de la naturaleza que los navegantes portugueses tuvieron que superar durante la circunnavegación de los cabos. Los primeros relatos escritos de la historia de Sudáfrica se obtuvieron de los primeros navegantes y los náufragos supervivientes. Durante los dos siglos posteriores a 1488 los marineros portugueses realizaron algunos pequeños acuerdos de pesca en dicha costa, pero no se conserva ningún documento escrito sobre éstos. El 6 de abril de 1652, Jan van Riebeeck estableció un puesto de avituallamiento en el cabo de Buena Esperanza para la compañía holandesa de las Indias Orientales. Durante los siglos XVII y XVIII la pequeña colonia se fue extendiendo lentamente, principalmente bajo la soberanía holandesa. Los colonos finalmente se toparon con los pueblos Xhosa en expansión en la región del río Fish. Es entonces cuando se desencadenaron una serie de guerras llamadas las guerras de Fronteras del Cabo, originadas por conflictos por la tierra y los víveres. Para aliviar la escasez de trabajadores en el Cabo, se trajeron esclavos de Indonesia, Madagascar e India. Los descendientes de estos esclavos, que a menudo se casaron con colonos holandeses, fueron luego clasificados junto con los descendientes de los san como mestizos del cabo y malayos del Cabo, constituyendo casi la mitad de la población de la provincia del Cabo Occidental.[cita requerida] Gran Bretaña ocupó el área del cabo de Buena Esperanza en 1797 durante la cuarta guerra anglo-holandesa. Los holandeses declararon la bancarrota, y los británicos se anexionaron la Colonia del Cabo en enero de 1806. Los británicos continuaron con sus guerras contra los Amaxhosa, empujando la frontera oriental al este, siguiendo una línea de fuertes establecidos a lo largo del río Fish y consolidándola promoviendo nuevos asentamientos británicos. Debido a la presión de las sociedades abolicionistas de Gran Bretaña, el parlamento británico primero paró su comercio de esclavos en 1806, para posteriormente abolir definitivamente la esclavitud en todas sus colonias en 1833. Los descubrimientos de diamantes en 1867 y el oro en 1886 animaron el crecimiento de la economía y la inmigración, intensificando la subyugación de los nativos. Los Bóers resistieron con éxito el asedio de los británicos en la primera guerra bóer (1880-1881), basada en tácticas que aprovechaban mejor las condiciones locales. Por ejemplo, los Bóers llevaban ropa caqui, del mismo color que la tierra, mientras los británicos llevaban brillantes uniformes rojos, haciéndoles objetivos más fáciles para los tiradores Bóer.[cita requerida] Durante la segunda guerra Bóer (1899-1902) los británicos regresaron con los mismos tipos de uniformes pero en mayor número. El intento de los Bóer para aliarse con los alemanes de África del Sudoeste fue otra razón para controlar a las repúblicas Bóers.

Los Bóers se resistieron con fiereza, pero los británicos finalmente derrotaron a las fuerzas Bóers, usando su superioridad numérica y el abastecimiento externo de equipamiento, además de la controvertida táctica de tierra quemada. El tratado de Vereeniging declaraba la soberanía británica sobre la totalidad de las repúblicas sudafricanas, y el gobierno británico acordó asumir la deuda de 3 millones de libras de los gobiernos Afrikáner.[cita requerida] Una de las principales disposiciones del tratado era que a los negros no se les permitiría votar, salvo en la Colonia del Cabo.[cita requerida] Después de cuatro años, se creó la Unión Sudafricana a partir de la Colonia del Cabo, la Colonia de Natal y las repúblicas del estado libre de Orange y el Transvaal (estas dos últimas anexionadas después de la Guerra Anglo-Bóers en la Colonia del Río Orange y el Transvaal), el 31 de mayo de 1910, justo diez años después del fin de la segunda guerra bóer. En 1934, el partido sudafricano y los partidos nacionales se fusionaron para formar el partido unificado, que buscaba la reconciliación entre los Afrikaners y los blancos angloparlantes, pero se escindió en 1939 a raíz de la decisión sobre la entrada del país en la Segunda Guerra Mundial como aliado del Reino Unido. El ala más conservadora del Partido Nacional simpatizaba con la Alemania nazi durante la guerra, y buscó una segregación racial o apartheid mayor después de la guerra. En 1948, el Partido Nacional llegó al poder. Abogando un sistema segregacionista y racista, éste inició el apartheid, palabra que en Afrikaans significa "separación". Se creó un vasto sistema jurídico y social para separar a las razas blanca y negra, con ventaja para la primera, a la que se le otorgaba privilegios irritantes:

  • Derecho al voto, reservado únicamente para los blancos,
  • Sólo los blancos podían viajar libremente por el país,
  • Era legal que un blanco ganara más que un negro por el mismo trabajo,
  • Los negros debían vivir en zonas alejadas de los blancos,
  • Los negros debían estudiar en escuelas separadas de los blancos, y su educación debía ser limitada, etc.

En 1960 después de la masacre de Sharpeville, Verwoerd llevó a cabo un referéndum pidiendo a la población blanca que se pronunciara a favor o en contra de la unión con la Gran Bretaña. El 52% votó en contra. Sudáfrica se independizó de Gran Bretaña, pero siguió siendo miembro de la Commonwealth. Su permanencia en esta organización se hizo cada vez más difícil, pues los estados africanos y asiáticos, indignados por el apartheid, intensificaron su presión para expulsar a Sudáfrica, que finalmente se retiró de la Commonwealth el 31 de mayo de 1961, fecha en que se declaró la República de Sudáfrica. Con el paso de los años, el apartheid provocó repudio, rechazo e indignación en el mundo entero. Numerosos países rompieron relaciones diplomáticas y comerciales con Sudáfrica, generando un creciente aislamiento del gobierno sudafricano. El país fue excluido de los Juegos Olímpicos, de las Copas Mundiales de fútbol, rugby y otras competencias deportivas. Dentro de Sudáfrica, los movimientos anti-apartheid, especialmente el Congreso Nacional Africano o CNA, iniciaron campañas de resistencia, huelgas, marchas, protestas y sabotajes que fueron reprimidos con dureza por las fuerzas del gobierno. En 1989 se produjo un golpe palaciego dentro del Partido Nacional. En él, el Presidente Pieter Botha fue desplazado por Frederik De Klerk, y éste inició el desmantelamiento del apartheid. Se levantó la proscripción que pesaba sobre el Congreso Nacional Africano y otras organizaciones políticas de izquierda, y se liberó a Nelson Mandela tras 27 años de prisión. La legislación del Apartheid fue gradualmente retirada. En un referéndum de 1993, los blancos aceptaron otorgarle el derecho al voto a la mayoría negra, y al año siguiente, en 1994, se realizaron las primeras elecciones democráticas del país. Nelson Mandela fue electo presidente por mayoría absoluta en representación del CNA, partido que se ha mantenido en el poder desde entonces. El aislamiento internacional que pesaba sobre el país llegó a su fin. Mandela se convirtió en un símbolo de la lucha contra el apartheid dentro y fuera del país y una figura legendaria que representaba la falta de libertad de todos los hombres negros sudafricanos.

Instauración del nuevo régimen

La transición democrática se vio facilitada por un proceso único de la reconciliación y Ubuntu: la Comisión de la Verdad y de la Reconciliación, presidida por el el premio Nobel de la Paz (1984), el arzobispo anglicano de Ciudad del Cabo, Desmond Tutu, fue creado en 1995 y cerró su informe en 1998. La Comisión examinó los delitos graves contra los Derechos Humanos cometidos por todas las partes bajo el Apartheid, y podría conceder la amnistía a los criminales (“perpetradores”).[8] A pesar del fin del apartheid, millones de sudafricanos negros continúan actualmente viviendo en la pobreza, en parte a causa de los problemas heredados del régimen del apartheid y debido también a que los gobiernos post-apartheid no han sabido solucionar los temas sociales pendientes. Sin embargo, la política de vivienda llevada a cabo por el CNA ha producido alguna mejora en las condiciones de vida en muchas regiones, si bien la desigualdad entre las distintas clases sociales es todavía muy grande, comparada con los estándares occidentales. Aunque la economía está más diversificada, la exportación de oro y diamantes sigue siendo la fuente de ingresos más importante del país. Actualmente el gobierno de Sudáfrica está también empeñado en realizar una vasta reforma agraria para aliviar la tensión social y las desigualdades raciales. Esta reforma consiste en la devolución de tierras por parte de los blancos a los negros, a los cuales se las arrebataron en la época colonial (cerca de un 80% de las tierras cultivables aún están en manos de los blancos). La reforma avanza con lentitud: menos del 10% de las tierras han sido devueltas[cita requerida], por lo que el Gobierno ha decidido obligar a los blancos a vender las tierras por un precio razonable o expropiarlas en un corto período. Pero existe en algunos sectores de la sociedad, también, un gran temor a que la impaciencia de la población negra por tener tierras lleve a una reforma desordenada y caótica, lo que podría repetir la desastrosa reforma agraria realizada en la vecina Zimbabwe, que arruinó la agricultura y causó una terrible hambruna en ese país. El futuro de Sudáfrica parece incierto. La alarmante ola de criminalidad (50.000 homicidios por año, proporcionalmente, 8 veces más que en EE.UU.) y la nueva legislación creada por el CNA, que prohíbe a los blancos ocupar numerosos puestos de trabajo, ahora reservados a los negros, están empujando a miles de blancos a abandonar el país.[9] Desde el fin del Apartheid en 1994 hasta la actualidad ya han emigrado casi un millón de blancos.[10] Los altos índices de delincuencia y la creciente sensación de que el CNA no ha sabido gobernar bien el estado, no hacen más que agravar la incertidumbre. Jacob Zuma, actual líder del CNA, un político que fue acusado de corrupción y violación (cargos que fueron retirados),[11] es presidente de Sudáfrica desde el 9 de mayo de 2009, cuando fue elegido por la Asamblea Nacional después de que su partido obtuviese el 70% de los votos en las elecciones.

Gobierno y política

El gobierno de Sudáfrica actúa bajo un sistema parlamentario inspirado en el británico de Westminster, aunque notablemente distinto al de otros sistemas de países de la Commonwealth.[cita requerida] El presidente de Sudáfrica es el Jefe de Estado y el Jefe de Gobierno. Éste es elegido por el parlamento bicameral, que consiste en la Asamblea Nacional o cámara baja y el Consejo Nacional de las Provincias, o cámara alta. En la práctica, el presidente es el líder del partido mayoritario la Asamblea Nacional, que cuenta con 400 parlamentarios elegidos a través de un sistema electoral proporcional. El Consejo Nacional de las Provincias (NCoP), que reemplazó al Senado en 1997, está formado por 90 miembros que representan a cada una de las nueve provincias de Sudáfrica, al mismo tiempo que también tienen representación las grandes ciudades. Cada provincia de Sudáfrica tiene una Legislatura Provincial Unicameral, y un Consejo Ejecutivo encabezado por un Premier.

Presidentes de Sudáfrica
Presidente Inicio Termino
Nelson Rolihlahla Mandela10 de mayo 199416 de junio 1999
Thabo Mvuyelwa Mbeki16 de junio 199924 de septiembre 2008
Kgalema Petrus Motlanthe25 de septiembre 20089 de mayo 2009
Jacob Gedleyihlekisa Zuma9 de mayo 2009

Seguridad y política

Desde que tras el fin del Apartheid el país fuera readmitido en la Mancomunidad de Naciones, las relaciones exteriores de Sudáfrica se han enfocado en la Comunidad de Desarrollo de África Austral (SADC) y en la Unión Africana. Sudáfrica ha desempeñado un papel fundamental como mediador en conflictos internos africanos durante la última década, en Burundi, la República Democrática del Congo, Comoras y Zimbabue. La Unión Sudafricana, precusor de la actual República, fue uno de los miembros fundadores de la Organización de las Naciones Unidas. El entonces primer ministro Jan Smuts escribió el preámbulo de la Carta de las Naciones Unidas.[13] [14] Sudáfrica fue un miembro no permamente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas entre 2007 y 2008, generando controversia su actuación al votar en contra de la resolución que criticaba al gobierno birmano en 2006 y contra la aprobación de sanciones contra Zimbabue en 2008.[15] [16] Sudáfrica es miembro del Grupo de los 77, siendo el país presidente en 2006. Así mismo, Sudáfrica es miembro de la Zona de Paz y Cooperación del Atlántico Sur, la Unión Aduanera de África Austral, la Organización Mundial del Comercio, el Fondo Monetario Internacional, el G20 y el G8+5.

La Fuerza Nacional de Defensa Sudafricana fue creada en 1994, como una fuerza de voluntarios compuesta por antiguos miembros de las Fuerzas de Defensa de Sudáfrica, las fuerzas de grupos nacionalistas (Umkhonto we Sizwe y el Ejército de Liberación del Pueblo Azanian), y las fuerzas de defensa de los antiguos bantusanes.[17] Las SANDF (por su siglas en inglés) se dividen en cuatro áreas: el Ejército Sudafricano, la Fuerza Aérea Sudafricana, la Marina Sudafricana, y el Servicio de Salud Militar Sudafricano.[19] En años recientes, la SANDF ha realizado mayoritariamente operaciones de mantenimiento de paz en África,[20] involucrándose en Lesoto, la República Democrática del Congo[20] y Burundi,[20] entre otros. Además, ha tomado parte en operaciones multinacionales de las fuerzas de paz de la ONU. Por otra parte, la Sudáfrica del apartheid contó con un programa de desarrollo de armas nucleares en la década de 1970[21] y pudo llevar a cabo unas pruebas nucleares en el océano Atlántico en 1979 (ver Incidente Vela).[22] Sudáfrica es el único país africano que ha logrado desarrollar con éxito armas nucleares. Igualmente, fue el primer país con capacidad nuclear que renunció a su programa de forma voluntaria y desmanteló sus instalaciones nucleares, luego de firmar el Tratado de No Proliferación Nuclear en 1991.

Leyes

Las fuentes principales de las leyes de Sudáfrica fueron las leyes mercantiles romano-holandesas, junto con la ley Común Inglesa, traídas por los colonos holandeses y británicos. La primera ley sudafricana basada en principios europeos fue traída por la Compañía Holandesa de las Indias Orientales y se denominó ley romano-holandesa. Fue importada antes de la codificación de la ley europea según el Código Napoleónico y es comparable en muchos aspectos a la ley escocesa. A ello siguió en el Siglo XIX por la ley británica común y estatutaria. Comenzando en 1910 por la unificación, Sudáfrica tenía su propio parlamento, el cual legislaba específicamente para Sudáfrica, basándose en las leyes aprobadas anteriormente por los miembros individuales de las colonias. La Sudáfrica posterior al apartheid es el país más avanzado de África en cuanto a su política de derechos respecto al colectivo homosexual. El 30 de noviembre de 2006, Sudáfrica se convirtió en el primer país del continente en legalizar los matrimonios entre personas del mismo sexo, entre protestas por parte de colectivos democristianos.

Organización político-administrativa

Cuando finalizó el apartheid en 1993, el gobierno integró los bantustanes anteriormente independientes y semi-independientes a la estructura política del país. Con este fin, abolió las cuatro antiguas provincias de Sudáfrica (Provincia del Cabo, KwaZulu-Natal, Estado Libre de Orange y Transvaal) y las remplazó por nueve provincias totalmente integradas. Las nuevas provincias eran mucho más pequeñas que sus antecesoras, lo cual teóricamente daba a los gobiernos locales más recursos para distribuir en áreas de menor tamaño. Las nueve provincias fueron posteriormente subdivididas en 52 distritos, seis metropolitanos y 46 municipales. Los puertos principales de Sudáfrica son: Durban, Ciudad del Cabo, Port Elizabeth, East London, Richards Bay, Saldanha Bay y Mossel Bay.

Sudafrica
Provincia Capital Área (km²) Habitantes (2007)
Provincia del Cabo del NorteKimberley (Cabo Septentrional)361.8301.058.060
Provincia del Cabo OccidentalCiudad del Cabo129.3705.278.585
Provincia del Cabo OrientalBhisho169.5806.527.747
Provincia del Estado LibreBloemfontein129.4802.773.059
GautengJohannesburgo17.01010.451.713
KwaZulu-NatalPietermaritzburg92.10010.259.230
Provincia de LimpopoPolokwane123.9005.238.286
MpumalangaNelspruit79.4903.643.435
Provincia del NoroesteMafikeng116.3203.271.948
Total1.219.08048.502.063

Geografía

Con una superficie de 1.219.080 km², la República de Sudáfrica se extiende en el extremo sur del continente Africano. El país limita con Namibia al Noroeste; al norte con Botswana y al este con Zimbabue, Mozambique y Suazilandia. El país es rodeado por los océanos Atlántico e Índico. Lesoto, país independiente pero con importantes lazos con Sudáfrica, se encuentra completamente rodeado de territorio sudafricano.[28] Debido a la extensión del país, el clima es muy variable en función de las zonas climáticas. En el sur y las zonas altas, el clima es templado, mientras que en el noroeste el clima es subtropical y en la parte occidental del país es semiárido. El promedio anual de precipitaciones es de 464 mm. Los ríos principales son el río Orange, que desemboca en el océano Atlántico; el río Vaal, su principal afluente, y el Limpopo, que desemboca en el océano Índico, nace cerca de Johannesburgo y luego marca en el norte la frontera con Botsuana y Zimbabue. El punto más meridional del país, y por lo tanto del continente africano, es el cabo Agulhas.

Flora y fauna

Sudáfrica cuenta con más de 20.000 plantas diferentes, que representan cerca del 10% de todas las especies conocidas del mundo, por lo que es considerada un área particularmente rica en biodiversidad vegetal. El bioma prevalente en el país es la pradera, especialmente en el Highveld, donde la flora predominante son los pastos, los arbustos bajos y las acacias, principalmente las de espina blanca y camel. La vegetación es más escasa hacia el noroeste, debido a las bajas precipitaciones de lluvia. WWF distingue cuatro ecorregiones de pradera de montaña dentro del país:

  • Pradera del Alto Veld, en el Highveld
  • Pradera montana de los Drakensberg, en los Drakensberg, por debajo de los 2.500 metros
  • Pradera altimontana de los Drakensberg, en los Drakensberg, por encima de los 2.500 metros
  • Matorral de Maputaland-Pondoland, en los valles de las estribaciones meridionales de los Drakensberg

El pasto y los espinos de la sabana dan paso progresivamente a los arbustos de la sabana hacia el noreste del país, con un crecimiento más lento. Existe un número significativo de árboles baobabs en esta área, cerca del extremo norte del Parque Nacional Kruger.[29] En el Bushveld se encuentran numerosos hábitats de mamíferos como el león, el leopardo, el ñu azul, el kudu, el impala, la hiena, el hipopótamo y la jirafa. El hábitat del Bushveld se extiende de forma significativa hacia el nordeste, incluyendo los territorios que pertenecen al Parque Nacional Kruger y la Reserva Mala Mala, así como la Biósfera de Waterberg, más al norte. WWF divide la región de sabana del nordeste en tres ecorregiones, de este a oeste: sabana arbolada de mopane del Zambeze, sabana arbolada de África austral y sabana arbolada del Kalahari. La región desértica del Karoo, en el oeste del país, se divide en tres ecorregiones: el Karoo suculento, cerca de la costa; el Karoo nama, en el interior (Namaqualand), donde existen varias especies de plantas que almacenan agua, como los aloes y euforbias; y por último, y más al norte, la sabana xerófila del Kalahari.

El bioma mediterráneo del fynbos, uno de los seis reinos florales, está ubicado en una pequeña región del Cabo Occidental y consta de más de 9.000 de estas especies, lo que lo convierte en una de las regiones más ricas del mundo en términos de Biodiversidad Floral. La mayor parte de las plantas son perennes y de hojas duras con hojas finas como agujas, como por ejemplo las plantas esclerófilas. Otra planta exclusiva de Sudáfrica es el género de las proteas, de las cuales existen alrededor de 130 especies diferentes en este país. WWF divide esta región en tres ecorregiones: fynbos y renosterveld de tierras bajas, fynbos y renosterveld de montaña y matorral de Albany. Si bien Sudáfrica cuenta con una gran cantidad de plantas florales, posee pocos bosques. Sólo el 1% de Sudáfrica es bosque, que se encuentra casi exclusivamente en el plano costero húmedo del Océano Índico en KwaZulu-Natal: la selva mosaico costera de KwaZulu y El Cabo y la selva mosaico costera de Maputaland y, más al sur, la selva montana de Knysna y los montes Amatole. Existen reservas incluso más pequeñas de bosques que se encuentran fuera del alcance del fuego. Las plantaciones de especies de árboles importados son predominantes, en particular del eucalipto no nativo y el pino. Sudáfrica ha perdido una extensa superficie de hábitat natural en las últimas cuatro décadas, debido a la sobrepoblación, a los patrones descontrolados de desarrollo y a la deforestación del siglo XIX. Sudáfrica es uno de los países más afectados por la invasión de especies foráneas (por ejemplo la Acacia mearnsii, Port Jackson, Hakea, Lantana y Jacarandá) que son una gran amenaza a la biodiversidad nativa y la actual escasez de recursos hídricos. El bosque templado original que encontraron los primeros europeos que se establecieron en este país, fue explotado despiadadamente hasta que sólo quedaron unas pocas y pequeñas áreas. Actualmente los árboles de maderas nobles en Sudáfrica como el Podocarpus latifolius, el Ocotea bullata y el Olea laurifolia se encuentran bajo protección gubernamental. Finalmente, en la costa del Índico se encuentran varios enclaves de manglar de África austral. Se espera que el cambio climático conlleve un incremento en el calentamiento y la sequedad de forma considerable para esta región que ya es semi-árida, con mayor frecuencia e intensidad de eventos climáticos extremos, como olas de calor, inundaciones y sequías. De acuerdo a los modelos computacionales realizados por el Instituto de Biodiversidad Nacional de Sudáfrica (SANBI, por sus siglas en inglés)[30] (junto con muchas de sus instituciones asociadas), algunas partes de África del sur verán un incremento en su temperatura de cerca de 1 °C a lo largo de la costa, que podrá llegar a superar los 4 °C en las ya calurosas tierras interiores, como en Cabo del Norte a fines de la primavera y el verano del año 2050. El Reino Floral del Cabo ha sido identificado como uno de los puntos más sensibles de la biodiversidad sudafricana, ya que será seriamente afectado por el cambio climático y cuenta con una enorme diversidad de vida. Las sequías, el aumento de la intensidad y la frecuencia de los incendios y el incremento de la temperatura llevarán a la extinción de muchas de estas especies exóticas. El libro Scorched: South Africa's changing climate utiliza gran parte del modelo realizado por la SANBI y presenta una recopilación de ensayos de estilo narración de viajes.[31] Sudáfrica alberga muchas especies animales endémicas, como el conejo ribereño (Bunolagus monticularis) que se encuentra en peligro crítico de extinción en el Karoo.

Parques nacionales de Sudáfrica

Además de los Parques nacionales, en África del Sur encontramos las Reservas de caza (Game Reserve), y las Reservas Naturales (Nature Reserve), muchas de ellas de carácter privado. Los Parques Nacionales de Sudáfrica se conocen como SANPark o South Africa’s National Park, y los que se encuentran en la provincia de KwaZulu Natal se llaman KZN Wildlife. Otros parque son considerados Peace park o parques transfonterizos, que son los que engloban varios países y tienen nombres diferentes según el país.

Parques transfronterizos (Peace parks)

  • • Ai-Ais Richtersveld Transfontier Park, que incluye el Parque Nacional Richtersveld en Sudáfrica, y el Fish River Canyon Park, este último en Namibia.
  • • Grant Limpopo Transfontier Park, que incluye el Parque Nacional Limpopo, en Mozambique, el Parque Nacional Kruger y el Parque Nacional Mala Mala, ambos en Sudáfrica, y el Parque Nacional Gonarezhou, en Zimbabwe, además del Santuario Manjinji y la Malipati Safari Area, en Zimbabwe, y diversas áreas entre Sudáfrica y Zimbabwe que unen los parques.
  • • Kgalagadi Transfontier Park, que incluye el Parque Nacional Kalahari Gemsbok en Sudáfrica, el Parque Nacional Gemsbok en Botswana, y la Reserva de Caza Mabuasehube, en Botswana.
  • • Lubombo Transfontier Park, que incluye la Reserva de elefantes de Maputo Elephant Reserve, en Mozambique, el Tembe Elephant Reserve, en KwaZulu-Natal, Sudáfrica, y la Lubombo Conservacy, en Swazilandia, una pequeña área de 600 km cuadrados que incluye las Reservas de caza de Hlane Royal y Mbuluzi, la Reserva Natural de la Comunidad Shewula y el Rancho Nkhalashane Siza. Entre todas forman la mayor reserva de elefantes de la costa este de África del Sur.
  • • Maloti-Drakensberg Transfontier Park, que incluye el Parque Nacional Sehlabathebe, en Lesotho, el Parque Nacional Golden Gate, el Parque Nacional Qwa Qwa, el Parque Nacional Khahlamba Drakensberg y el Parque Nacional Royal Natal, en Sudáfrica, y la Reserva Natural del embalse de Sterkfontein Dam.

PARQUES Y RESERVAS SUDAFRICANOS POR PROVINCIAS

Provincia Oriental del Cabo

  • • Parque Nacional Addo Elephant
  • • Parque Nacional Mountain Zebra
  • - Privados
  • • Reserva Natural Baviaankloof
  • • Reserva de Caza de Inkwenkwezi

Provincia del Estado Libre

  • • Parque Nacional Golden Gate Highlands
  • - Privados
  • • Reserva Natural Soetdoring
  • • Reserva Natural Caledon
  • • Reserva Natural Gariep
  • • Reserva Natural Sandveld
  • • Tussen-die-Riviere Game Farm
  • • Reserva Natural Sterkfontein Dam

Provincia de Gauteng

• Reserva Natural Suikerbosrand

Provincia de KwaZulu-Natal

En esta provincia de Sudáfrica, las reservas y parques nacionales se conocen como Ezemvelo KZN Wildlife.

  • • Parque del Humedal de Santa Lucía, incluye las reservas naturales del lago Etrza, de Mapelane y de Sondwana Bay, la reserva y el santuario marinos de Santa Lucía, el parque de False Bay, el lago Sibayi y la bahía Kosi.
  • • Reserva de Caza Hluhluwe-Umfolozi
  • • Reserva de Caza Itala
  • • Reserva de Caza Mkuze
  • • Reserva de Caza Ndumo

• Reserva Natural Midmar • Reserva Natural Oribi Gorge • Reserva Natural Umtamvuna • Reserva Natural Spioenkop Dam - Privados • Reserva Natural Chelmsford • Reserva Natural Coleford • Reserva Natural Himeville • Reserva Natural Karkloof • Reserva Natural Kranskloof • Reserva Natural Mount Currie • Reserva Natural Pongolapoort • Reserva Natural Vernon Crookes • Reserva Natural Umlalazi • Reserva de Caza Albert Falls • Reserva de Caza Richards Bay • Reserva de Caza Shongweni • Reserva de Caza Weenen • Reserva Natural Phinda

Provincia de Limpopo

• Parque Nacional Mapungubwe • Parque Nacional Marakele - Privados • Reserva Natural Ben Alberts • Reserva Natural Mokolo Bam • Reserva Natural Rust de Winter


Provincia de Mpumalanga

- Privados • Reserva Natural Nooitgedacht Dam • Reserva Natural Sterk Spruit • Reserva Natural OhrigStad Dam • Reserva de caza Josefsdal Songimvelo • Reserva de caza Londolozi • Reserva de caza Mala Mala • Reserva de caza Mthethomusha • Reserva de caza Sabi Sabi • Reserva de caza Loskop Dam


Provincia Septentrional del Cabo

• Parque Nacional Augrabies Falls • Parque Nacional Namaqua • Parque Nacional Tankwa Karoo • Parque Nacional Vaalbos • Parque Nacional Richtersveld - Privados • Reserva Natural Goegab • Reserva Natural Spitskop


Provincia del Noroeste

- Privados • Reserva Natural Bloemhof Dam • Reserva Natural Marico Bosveld • Reserva Natural Molopo • Reserva Natural S.A. Lombard • Reserva de Caza Borakalalo • Reserva de Caza Botsalano • Reserva de Caza Madikwe • Reserva de Caza Pilanesberg • Área Natural Magaliesberg

Provincia Occidental del Cabo

• Parque Nacional Agulhas • Parque Nacional Karoo • Parque Nacional Knysna • Parque Nacional Montaña de la Mesa • Parque Nacional Tsitsikamma • Parque Nacional West Coast • Parque Nacional Wilderness • Parque Nacional Bontebok - Privados • Reserva Natural De Hoop • Reserva Natural Gamka Mountain • Reserva Natural Hottentots-Holland • Reserva Natural Marloth • Reserva Natural Salmons Dam • Reserva Natural Swartberg • Reserva Natural Vrolijkheid

Economía

Sudáfrica es la primera economía de África (acapara un 25% de todo el PIB africano), y desempeña un papel importante en el desarrollo de la región. La economía sudafricana cuenta con un gran volumen de capital nacional (público y privado) en estrecha relación con las grandes redes económicas mundiales. Su moneda es el Rand divisible en 100 centavos, que es también usada en otros países del Área Monetaria Común de África del Sur (véase también: Krugerrand). La bolsa de valores de Johannesburgo es la mayor de África. Un importante sector es la minería, principalmente la extracción de carbón y de minerales y metales preciosos como los diamantes, el oro y el platino. Es uno de los países con mayores reservas y diversidad de riquezas mineras. Sudáfrica cuenta también con la industria más poderosa y diversificada de todo el continente. Desde los sectores de transformación de bienes agropecuarios y minerales, hasta los sectores automovilístico, aeronáutico y energético. Un factor importante de la economía sudafricana radica en su naturaleza extraordinaria, única en el mundo, y en sus numerosos parques nacionales, que atraen gente de todo el mundo (véase Parques nacionales de Sudáfrica).

Demografía

La mayoría de la población son negros de origen africano en un 79,6%, xhosa, zulu, y otros 8 grupos. El porcentaje sin embargo es el más bajo del África subsahariana, el multirracismo y la multiculturalidad existentes le ha valido el nombre del país del arcoiris. El 9,2% de los sudafricanos son de raza blanca, de origen holandés (bóers) o británico. Un 8,8% son mestizados llamados coloured, descendientes de los bóers y esclavos de origen malayo o africano. Un tercer grupo es el de los asiáticos (indostaníes en un 91%) que viven sobre todo alrededor de Durban representa el 2,4% de la población. De los cuatro grupos étnicos, solo la población blanca se está reduciendo debido a la baja tasa de fecundidad y a la emigración de sudafricanos blancos hacia Europa, América del Norte y Oceanía.[32] Desde la caída del régimen del Apartheid en 1994, unos 850.000 sudafricanos blancos (un 16% del total) han emigrado, sobre todo a Reino Unido y Australia ante el incremento de la inseguridad y de las medidas de discriminación positiva. Ante esta situación, desde 2006 el gobierno ha comenzado a tomar medidas incentivas para reducir la emigración de la cualificada población blanca, del mismo modo se han iniciado medidas a favor del retorno de los emigrados. Durante los últimos años había signos de que algunos de estos emigrantes habían empezado a volver a Súdafrica y según los más recientes informes del instituto de estadística de Súdafrica (StatsSA) el número de blancos en el país ha crecido por primera vez desde hace muchos años. La principal religión tanto entre los negros como los blancos es el cristianismo, mayoritariamente reformado. Pero también se practican cultos tradicionales africanos, el islam, el mormonismo, y el hinduismo, también subsiste una comunidad judía (3% de los blancos) Es el país del mundo con mayor número de infectados por SIDA, lo que unido a una baja tasa de natalidad para los estándares africanos (2,16 hijos por mujer), ha hecho que su población haya disminuido durante 2003, según el CIA World Factbook.

Sanidad

La difusión del SIDA (Síndrome de la Inmuno-Deficiencia Adquirida) es un problema alarmante en Sudáfrica al descubrirse en 2005 que más del 31% de las mujeres embarazadas estaban infectadas por el VIH y la tasa de infección entre los adultos se situaba próxima al 20%.[33] El vínculo entre el VIH, un virus de transmisión principalmente por un contacto sexual, y el SIDA fue largamente rechazado por el antiguo presidente Thabo Mbeki y la entonces ministra de Sanidad Manto Tshabalala-Msimang, quienes insistían en que la mayoría de muertes en el país estaban asociadas a la malnutrición y al elevado nivel de pobreza, y no al VIH.[34] En 2007, en respuesta a la presión social, el gobierno comenzó a volcar sus esfuerzos en combatir el SIDA.[35] En septiembre de 2008 Thabo Mbeki fue forzado a dimitir por el congreso de Sudáfrica y Kgalema Motlanthe fue nombrado presidente en funciones. Una de las primeras acciones del Sr. Motlanthe fue reemplazar a la ministra de sanidad Tshabalala-Msimang por la actual ministra, Barbara Hogan. El SIDA afecta principalmente a aquellas personas sexualmente activas y es mucho más frecuente en la población negra. La mayoría de personas que mueren son también personas que están trabajando, por lo que el resultado es que en muchas familias se pierde la fuente de ingresos al hogar. Esto ha supuesto así mismo la fundación de muchos 'Orfanatos SIDA' quienes en muchos casos dependen del estado para su cuidado y soporte económico.[36] Se calcula que hay a día de hoy unos 1.200.000 huérfanos en Sudáfrica.[36] Muchas de las personas mayores han perdido así mismo el apoyo de las miembros más jóvenes de sus familias. Aproximadamente cinco millones de personas están infectadas por dicho virus infeccioso.

Cultura

Cuisine Sudafrica

En Sudáfrica no nos encontramos con una cultura única sino que existen una diversidad de culturas que han enriquecido la música, el arte y la cocina del país. La variedad racial del país es muy amplia. A principios del siglo XX el 60% de la población era de raza negra, el 30% de raza blanca y el resto en su mayor parte mestizos o surasiáticos. La religión predominante es la cristiana: 55% de la población protestante, 9% católica. El resto de habitantes son hindúes, musulmanes o de otras confesiones. Pero debido al apartheid se ha producido un desarrollo cultural desigual entre los distintos grupos raciales y étnicos, históricamente separados. Entre la población de origen europeo, la cultura inglesa ha emergido últimamente como dominante tras el fin del apartheid y del aislamiento internacional. La antigua distinción entre los afrikaners, más nacionalistas y religiosos, y los anglosajones, más liberales y cosmopolitas, se está borrando entre las generaciones jóvenes y urbanas. En cambio en las zonas rurales los afrikaners todavía se resisten a abandonar la cultura tradicional, aislada durante siglos de la evolución de Europa.

  • La cultura negra urbana es multiétnica y tiene una cada vez mayor influencia tanto en el país como fuera, por ejemplo entre los afroaméricanos. Hay que señalar que en las zonas urbanas está empezando a surgir una cultura interracial.
  • En las zonas rurales con mayoría negra suele producirse una reafirmación de las tradiciones de cada grupo étnico, en las que costumbres como la poligamia y las dotes son comunes.
  • En cuanto a otros grupos étnicos destacables, es el grupo de los mestizos el que ha manifestado una mayor reafirmación. Este grupo de raza mixta constituye el 9% de la población de Sudáfrica. A las personas de este grupo se les denomina con el término "de color" (en inglés, coloured), a diferencia de otros países anglosajones como Estados Unidos o Gran Bretaña, donde el término "de color" ha caído en desuso.

Deportes

Las divisiones raciales y étnicas se notan incluso en los deportes: los blancos afrikáner son fanáticos del rugby, mientras que los blancos angloparlantes prefieren el críquet. Los negros, en cambio, son más aficionados al fútbol.[37] El día nacional del deporte en Sudáfrica se celebra cada año el 19 de diciembre.[38]

En el rugby Sudáfrica es una potencia, de hecho, es considerado el deporte nacional.[39] La selección nacional, conocida como los Springboks (Gacelas) ha ganado la Copa Mundial de Rugby dos veces (1995 y 2007).

En cuanto al fútbol, la Federación de Sudáfrica estuvo suspendida varios años a causa del Apartheid por la FIFA, debido a ello, la selección no participó de ningún torneo oficial desde 1974. Su regreso a la competencia internacional fue el 7 de junio de 1992.

Uno de los ideales de Nelson Mandela era que Sudáfrica albergara una Copa Mundial de Fútbol, por ello se presentó a la candidatura para realizarlo en el 2006, perdiendo por un solo voto con Alemania. En el año 2004 el sueño se hizo realidad, cuando el máximo ente rector del fútbol, la FIFA, escogió a Sudáfrica como sede de la Copa Mundial de Fútbol de 2010.

El críquet es otro deporte importante en la vida sudafricana, siendo el país una de las sedes de la Copa Mundial de Críquet en el año de 2003. Asimismo, la selección nacional de ese deporte logró acceder tres veces a la semifinal del torneo, en 1992, 1999 y 2007.

Incluye contenido de licencia CC-BY-SA del artículo de Wikipedia Sudáfrica. (autores)


Gastronomía de Sudáfrica

La gastronomía de Suráfrica tiene una variedad de fuentes y de estados: Los usos culinarios de los indígeneas de Suráfrica tales como los khoisan, los xhosa y los sotho Los usos foráneos introducidos durante la época colonial por descendientes de afrikáners y británicos así como por sus esclavos y servientes; esto incluye las influencias de la cocina malaya de las gentes provenientes de Malasia y Java.

Platos típicos de Sudáfrica

  • Amasi: leche ácida.
  • Biltong: carne curada en salazón (similar a una cecina).
  • Bobotie: un plato originario de cocina malaya, es como un pastel de carne con uvas pasas y cocinado con huevo por encima, y a menudo servido con arroz amarillo, sambals, coco, banana en rodajas y chatni.
  • Boerewors: una salchicha que tradicionalmente se ha sometido a braai (barbacoa).
  • Bunny chow: es una especie de pan relleno de curry.
  • Chatni: es una salsa dulce que generalmente se vierte sobre la carne, especialmente en una marca local denominada Mrs Ball's Chutney.
  • Frikkadelle: albóndigas.
  • Gesmoorde vis: bacalao en salazón con patatas y tomates y algunas veces servido con mermelada de albaricoque.
  • Hoenderpastei: pastel de pollo, tradicional Afrikáans.

Isidudu: pap de calabaza.

  • Koeksisters: especialidad dulce.
  • Koeksisters africaans: bollos retorcidos, fritos y empalagosos.
  • Koeksisters de Cape Flats son dulces y especiados, con forma de grandes huevos.
  • Malva Pudding: un pudding dulce y esponjoso de albaricoque, de origen holandés..
  • Mashonzha, elaborado con el Gonimbrasia belina (gusano).
  • Melktert (leche de tarta): postre basado en leche.
  • Melkkos (comida de leche): otro postre basado en leche.
  • Mealie-bread: un pan dulce con maíz dulce .
  • Mielie-meal: uno de los alimentos de primera necesidad, elaborado al horno en pap o phutu (un porridge tradicional bantú que se suele comer con frijoles, carne o gravy).
  • Carne de avestruz es una fuente de proteínas con bajo contenido de colesterol; se suele preparar asada o en forma de estofado.
  • Pampoen koekies (pumpkin fritters): especie de pan en el que la harina ha sido reemplazada por calabaza.
  • Patat rolle (rollos dulces de batata): especie de pan en el que la harina ha sido reemplazada por batata.
  • Pot brood (pan de pote): pan salado y cocinado sobre un fuego en potes.
  • Potjiekos, un estofado tradicional de gastronomía africana, elaborado con carne y verduras y cocinado sobre potes de hierro fundido.
  • Rusks, una galleta dura y de forma rectangular, se suele servir junto con el té o café; suelen ser caseras o compradas en mercados (la marca más popular es Ouma Rusks).
  • Samosa: una empanada rellena originario de las comunidades indias en Suráfrica.
  • Sosaties: es una especie de pincho de carne marinada.
  • Tomato bredie: un estofado con tomates y carne de cordero.
  • Trotters and beans: comida procedente de la Provincia Oriental del Cabo.
  • Umqombothi: una cerveza elaborada con trigo fermentado.
  • Umvubo: leche ácida mezclada con pap seca, muy común entre los xhosa .
  • Umngqusho: un plato elaborado con semolina y judías.
  • Vetkoek (pastel de grasa): bolas de masa frita, rellenas de carne picada y servidas con mermelada.
  • Waterblommetjie bredie (water flower stew), estofado de carne con la flor de Cape Pondweed.
Incluye contenido de licencia CC-BY-SA del artículo de Wikipedia Gastronomía_de_Sudáfrica. (autores)


Incluye contenido de licencia CC-BY-SA del artículo de Wikipedia Parques_nacionales_de_Sudáfrica. (autores)

Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wiki aleatorio